El futbolista argentino Lionel Messi y el portugués Cristiano Ronaldo están a pocos días del comienzo del Mundial de Rusia 2018, en la que será su última oportunidad de conseguir en su plenitud como futbolistas el máximo galardón de la FIFA.

“Lionel Messi ya no tiene la energía de sus 20 años, ni posee una varita mágica con la que consiga resolver los problemas de su equipo, además ha perdido espontaneidad y fuerza en el regate”, expresó el pasado año el exfutbolista y exentrenador de la selección francesa, Raymond Domenech.

El delantero argentino es la figura principal de su club, el FC Barcelona, en el que año tras año bate todo tipo de récords y consigue con los blaugranas cosechar algún título, pero su gran deuda pendiente es con la selección donde no ha podido conquistar el anhelado trofeo del Mundial, además de que lleva varios años rindiendo a un buen nivel pero sin ser ese jugador determinante y veloz que destrozaba a sus rivales.

“Antes había partidos en que el equipo iba ganado por goleada y Cristiano siempre quería marcar más goles, pero eso ya es parte del pasado”, comentó en 2017 el exfutbolista alemán y entrenador, Bernd Schuster.

El astro portugués a pesar de sus 33 años de edad sigue siendo un jugador letal de cara a la portería, aunque ha perdido movilidad en el frente de ataque, ya que no es el jugador regateador que podía jugar por ambas bandas y dejar sentados sobre el césped a sus rivales.

Ambas estrellas y capitanes con sus selecciones nacionales se aferran a esta última posibilidad de estar en sus mejores versiones para llevarse el gran trofeo a sus vitrinas, ya que en el próximo Mundial de Catar 2022 tanto Messi como Ronaldo tendrán para entonces 35 y 37 años respectivamente.

A pesar de que a ambas figuras en el mundo del fútbol se les critica por no ser lo que eran antes, tanto el argentino como el portugués se encuentran liderando la tabla de goleadores de la Liga española y además Cristiano lidera  la de la Champions.

El actual delantero del Real Madrid ha encontrado soluciones al inexorable paso del tiempo, y una de ella es que cada día su posición en el campo es más cercana al área chica, convirtiéndolo en un rematador  intratable que en lo que va de campaña ha cosechado 48 goles en 47 partidos con 10 asistencias y los títulos de Copa Mundial de Clubes de la FIFA 2017, Supercopa de España, Supercopa de la UEFA y finalista de la Liga de Campeones de la UEFA.

Messi, de cara al Mundial, en lo que va de temporada ha marcado 46 goles en 56 partidos con 18 asistencias, lo que le ha llevado a conseguir el título de campeón de la Liga española y de Copa del Rey.

Para Cristiano su mejor resultado en competiciones mundialistas fue en el certamen celebrado en suelo teutón en el 2006, donde cayeron eliminados por Francia en semifinales (0-1), mientras que el de Messi fue llevar a la Argentina hasta la final del Mundial de Brasil 2014, donde cayeron (0-1) frente Alemania.

En el Mundial que durará del 14 de junio al 15 de julio, el equipo suramericano encabeza el grupo D y  se medirá en la fase clasificatoria a Islandia en el estadio del Spartak en Moscú el 16 de junio, jugará con Croacia en Nizhni Nóvgorod el 21 y culminará su fase de grupos en San Petersburgo enfrentándose a Nigeria.

Portugal jugará la primera fase en el grupo B, donde tendrá como rivales a la  España, a Marruecos y a la RI de Irán.

Los portugueses comenzarán su andadura mundialista midiéndose a España, el 15 de junio en el estadio Fisht de Sochi, después viajarán a la capital para enfrentarse a Marruecos en el estadio de Luzhnikí el día 20 del mismo mes, y culminan la primera etapa jugando contra la RI de Irán en el Mordovia Arena de Saransk el día 25.

El torneo tendrá lugar por primera vez en tierra rusa y se disputará en 12 estadios de 11 ciudades del país.

 

Resultado de imagen para titulos de cristiano ronaldoImagen relacionada

Puntos a favor

Ronaldo ha experimentado una clara transformación en las últimas temporadas y su otrora amplio radio de acción se ha reducido considerablemente hasta limitarse a un mucho más pragmático rol de finalizador de área. Así, el nuevo papel del delantero madridista podría suponer una baza importante para una selección portuguesa que posiblemente no contaba con un delantero resolutivo desde que Pauleta colgó las botas tras Alemania 2006.

Incluso sin Messi, Argentina dispone probablemente de una variedad mayor de recursos ofensivos, con atacantes de primer nivel como Sergio Agüero, Gonzalo Higuaín, Ángel di María, Paulo Dybala y Mauro Icardi, por lo que Jorge Sampaoli cuenta con los ingredientes necesarios para formar una delantera temible si logra dar con la tecla.

Dónde cayeron en pasadas citas mundialistas

Ronaldo

2006: Semifinales, 0-1 contra Francia
2010: Octavos de final, 0-1 contra España
2014: Fase de grupos

Messi

2006: Cuartos de final, 1-1 (2-4 en la tanda de penales) contra Alemania
?2010: Cuartos de final, 0-4 contra Alemania
2014: Final, 0-1 en la prórroga contra Alemania

¿Qué dice la historia?

Algunos consideran que, teniendo en cuenta sus hazañas sin parangón en materia de récords y cifras goleadoras, no resulta acertado medir a Messi y Ronaldo con el mismo rasero que a sus predecesores, pero lo cierto es que nadie escapa al inexorable paso del tiempo por mucho que intente adaptarse para minimizar sus consecuencias.

Si, en el caso hipotético de no haber aprovechado la oportunidad de Rusia 2018, alguno de ellos lo volviese a intentar en Catar 2022, tanto Messi como Ronaldo —que tendrían para entonces 35 y 37 años, respectivamente— estarían desafiando a la historia.

No en vano, de entre los 422 futbolistas que se han proclamado campeones del mundo desde 1930, solo siete superaban los 35 años de edad, y solo dos de ellos eran jugadores de campo.

Por increíble que pueda parecer, Nilton Santos disputó todos los partidos de la Brasil que se alzó con el trono mundialista en Suecia 1958 y en Chile 1962, a pesar de ser el futbolista más veterano de su equipo en ambos certámenes. Santos tenía nada menos que 37 años cuando el combinado brasileño se proclamó campeón en tierras chilenas.

En Brasil 2014, un Miroslav Klose de 36 primaveras contribuyó con dos goles a la conquista del título mundialista por parte de Alemania. Santos y Klose son los únicos precedentes en los que Messi y Ronaldo se podrían fijar a la hora de intentar romper su sequía mundialista en la cita catarí.
Aunque nadie se atrevería a descartar definitivamente a ninguna de las dos megaestrellas de cara a Catar 2022, lo que sí parece seguro es que Rusia 2018 representará para Messi y Ronaldo la última oportunidad de conquistar el trofeo más codiciado del fútbol mundial estando todavía en su mejor versión.

Fuente: Fifa – Sportcenter – New.es