Muchas personas sueñan con casarse algún día y formar una familia feliz. Sin embargo, puede que aunque estés en pareja hace mucho tiempo tu otra mitad no tenga al matrimonio como una opción, y tal vez que nunca lo haga.

Si realmente consideras casarte como algo importante para tu futuro, quizá sea mejor prestar atención a estas 10 señales que podrían decirte que tu pareja no opina igual. ¡Más vale darte cuenta ahora y no cuando estés planeando caminar hacia el altar!

1. Tiene una actitud negativa hacia el matrimonio

Puedes estar deseando una propuesta romántica, una boda de cuento y una vida juntos para siempre, pero tu pareja podría ni estar pensando al respecto. ¿Qué opina sobre las familias, sobre el matrimonio y sobre el compromiso? Si su actitud es negativa ante estas cosas, es poco probable que cambie.

2. No es estable

A veces tu pareja es una persona romántica y gentil, y tiene gestos tiernos, pero otras veces es fría, indiferente y distante. Una persona así de “montaña rusa” generalmente no estará lista nunca para casarse.

3. Casi no conoces a su familia y amigos

Esta señal es extremadamente importante, pues cuando alguien ve a su pareja como un potencial esposo/a, definitivamente le presentará a sus familiares y amigos. Si pasa el tiempo y él no te hace parte de su mundo, mejor no te hagas ilusiones.

4. No tienen planes juntos

Si sus planes y objetivos no coinciden, o no se planean cosas a mediano o largo plazo, definitivamente esta persona no está segura de querer tener una relación a largo plazo contigo.

5. No le interesa hablar del futuro

En las conversaciones que tienen que ver con el futuro, suele asustarse y querer cambiar el tema de conversación. Una persona así de inmadura aún después de mucho tiempo de noviazgo, no va a cambiar de la noche a la mañana.

 

cash back pie

6. Muchas palabras y nada de acciones

Comienzas a hablar de familia, matrimonio, futuro y niños y él parece estar muy de acuerdo con todo, pero el problema es simple: nunca hace nada para demostrarlo. Sigue posponiendo y posponiendo, así que no esperes una boda.

7. Vive en el pasado

Si tu pareja sigue recordando con extrema nostalgia y de forma casi obsesiva sus épocas de soltero o peor, sigue fijado con algún ex novio, significa que su mente está en cualquier otra parte y no en un matrimonio contigo.

8. Nunca tiene tiempo para ti

Si una persona dice que no tiene tiempo para balancear su trabajo con su vida personal, pues ten por seguro que no tendrá tampoco la capacidad de ponerte un anillo en el dedo. En estos casos, tal vez sea mejor evitar un matrimonio.

 

9. Todos sus amigos son solteros

No hay que generalizar, pero si una persona tiene solo amigos solteros y libres, es probable que también se considere así a sí misma.

10. No es capaz de resolver problemas

¿Tu pareja le huye a las dificultades en vez de afrontarlas? ¿Nunca soluciona nada y no es capaz siquiera de cuidarse a sí mismo? Pues, definitivamente no va a ser capaz de formar una familia. Es más, ¿por qué querrías casarte con alguien así?

Ahora ya sabes: si identificas uno o más de estos comportamientos, ¡Ten cuidado! Puede que quien creías que era tu media naranja no sea más que una relación pasajera.

Fuente: BioguiaTV